Ir al contenido de la web
Logotipo Ayuntamiento de Calvia

Tu Ayuntamiento

Logotipo Ayuntamiento de Calvia
Visita Calvià Ciudadanía Conoce Calvià

Casita

Imprimir p gina

Compartir en Linkedin

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Historia de Calvià

 


La Prehistoria · Época Romana · Edad Media · Edad moderna · Edad contemporánea . Boom Turístico · LLegada de la democracia

A lo largo de la historia, nuestro municipio ha recibido la aportación (llegada) de varios pueblos y sus diferentes culturas han ido dejando huella. El resultado es el Calvià de hoy.

La Prehistoria

El municipio de Calvià tiene 56 yacimientos arqueológicos catalogados, los cuales demuestran que fue poblada durante los periodos pre-talayótico y talayótico. Los antiguos poblados más destacados son los de la zonas de Son Bugadelles, Es Burotell y Ses Sínies. Además se han hallado naviformes aisladas en Son Boronat, el Collet des Moro y el Alemany. Del periodo talayótico destacan los talayotes de Son Miralles y del Castell dels Moros, los poblados de Vall d'Urgent, Son Roig Vell y del pico de Sa Morisca, y el establecimiento artesano comercial del Turó de Ses Abelles.

Las tierras de Calvià eran frecuentadas por navegantes orientales que se dirigían hacia el sur de la península Ibérica. Estos pueblos, casi todos de origen mediterráneo, utilizaban cuevas y grutas naturales y fueron los primeros pobladores.

Inicio

Época Romana

De la época romana de Mallorca, que duró desde el año 123 a. C. hasta el siglo V de nuestra era, no hay vestigios significativos. Existen escasos testimonios arqueológicos, entre los que destacan los restos de una villa romana en Sa Mesquida.

Inicio

Edad Media

A partir del siglo V la isla sufrió la acción de los vándalos durante cien años, hasta el momento en que el general bizantino Belisario la conquistó estableciendo a su pueblo por espacio de otro siglo.

Una de las culturas que ha ejercido mayor influencia en Mallorca y en sus pueblos es la islámica. Calvià formaba parte de la división administrativa Juz'd'Ahwaz al-Madina. Los árabes, llegados en el 903, conquistaron nuevamente Mallorca incorporándola a sus reinos de Taifas, y fue dominada sucesivamente por los almorávides y los almohades.

La invasión que más ha marcado la cultura y la tradición de Calvià es la del rey Jaume I de Aragón (Corona de Aragón). Este rey desembarcó en Santa Ponça el 10 de septiembre de 1229, y según el Llibre del Repartiment, se concedió a Berenguer de Palou, obispo de Barcelona, el término de Calvià y los municipios colindantes. Estas tierras estuvieron bajo la jurisdicción real y episcopal, lo cual provocó algunas tensiones que se solucionaron más tarde gracias a la fórmula del "pariatge". Durante estos años se consolidan los núcleos de población de Calvià y Es Capdellà, que se crearon como caseríos en los que se aglutinaban los campesinos de uno de los más importantes latifundios en que se dividía la zona.

Calvià nace como villa en 1285, durante el reinado de Jaime II, el hijo del rey Jaume I que integró a las Baleares en la cultura cristiana. En el siglo XII Calvià ya se había constituido en parroquia bajo el nombre de Sante Ihoannes Caviano. De esta veneración a San Juan se supone que proviene la existencia de un cordero en el escudo heráldico.

Durante la Edad Media gran parte de la población se dedicaba a la agricultura, especialmente a los cultivos de trigo, avena, vid, olivos y hortalizas, así como a la cría de ganado y a la apicultura. Dada la pobreza de la tierra y las constantes incursiones de los corsarios del norte de África se vieron forzados a la construcción de un sistema de fortificación costera, con numerosas torres de defensa.

CRUZ DESEMBARCO S PONÇA

Inicio

Edad Moderna

Durante esta época Calvià tuvo un crecimiento vegetativo muy débil. La mortalidad era muy grande debido al hambre, las epidemias y las enfermedades derivadas del modo de vida de la población. Durante estos siglos aún había esclavos árabes, excepto en las zonas marítimas para evitar fugas o la complicidad con los piratas. En el siglo XVI Calvià logró librarse de la peste bubónica que diezmó la población de la zona. A principios del siglo XVIII, la sequía y las malas cosechas de cereales provocaron una larga etapa de hambruna que se ensañó con la mayoría de sus habitantes.

En 1715, se produce el sometimiento de Mallorca al rey Felipe V y la promulgación de los Decretos de Nueva Planta. Es entonces cuando comienza la progresiva castellanización de la vida social, promovida por las clases altas como un signo de distinción.

Inicio

Edad contemporánea

Al comienzo de esta época la densidad de población seguía siendo muy baja y continuaba sumida en una extremada pobreza, pues la mayoría de los habitantes eran jornaleros que se dedicaban a la agricultura, sector que padeció las consecuencias de las continuas malas cosechas. Sin embargo, a medida que pasaron los años la producción olivarera fue tomando relativa importancia económica. Aún así, el empobrecimiento continuado, el hambre, y el estraperlo junto a la falta de trabajo obligó a muchos calvianeros a emigrar en el s. XIX hacia Argelia, Cuba, Argentina o Francia.

El movimiento obrero siempre ha tenido mucha importancia en Calvià, pues durante muchos años la población fue básicamente de esta clase social y no poseían los medios de producción. Así en 1923 se creó la Federació Obrera Calvianera, que pertenecía a la Unión General de Trabajadores. Más tarde surgieron otras dos sociedades: la Unió Agrària de Calvià y La Fraternal. La vida política durante la Segunda República se movió dentro del socialismo, ideología que caracterizó al pueblo durante estos años, mientras que en el resto de Mallorca se imponían los partidos más conservadores.

El boom turístico

Las sociedades europeas desarrolladas a lo largo de las últimas décadas del siglo XX variaron su concepto de ocio, lo que afectó considerablemente a los destinos turísticos; pronto Mallorca y Calvià empiezan a distinguirse entre los más visitados.

La economía de régimen agrario concluye en la década de los sesenta cuando el turismo de masas hace su aparición, convirtiendo a Calvià en un municipio pionero, que creció animado por el dinamismo constructor de las inversiones europeas.

El aumento del turismo provocó al mismo tiempo un incremento acelerado en el sector de la construcción y de la industria del ocio y, en consecuencia se crearon numerosos puestos de trabajo. Esta nueva situación atrajo a muchos inmigrantes de otras zonas de las islas y de la península.

La llegada de la democracia

Durante la transición democrática comenzaron a trazarse planes decisivos que han ordenado el meteórico crecimiento de los años setenta.

En las primeras elecciones democráticas de 1979 fue elegido alcalde Francesc Font, gracias al apoyo del partido socialista. El primer pacto municipal se rompió en 1980 y la revisión del Plan General, que paralizó las licencias de construcción durante un año, provocó una gran preocupación entre los empresarios turísticos.

Los años setenta se caracterizaron por un fuerte crecimiento económico y por una considerable falta de planificación y previsión, provocando numerosas disfunciones, especialmente las relacionadas con el medio ambiente.

Con los últimos gobiernos municipales, la situación de Calvià ha variado notablemente. Se han construido nuevos equipamientos, que configuran una red distribuida a lo largo del municipio que cubre las antiguas carencias. Actualmente, Calvià está poniendo en práctica el plan Agenda Local 21 para conseguir un desarrollo sostenible, es decir, que el crecimiento económico se haga de acuerdo con una estrategia medioambiental positiva para preservar el futuro de los ciudadanos y ciudadanas del municipio

Inicio

 


  Edad del Bronce (1800-1000/850 BC)

 

 

Ses sínies
 
 
 

 

La Edad del Bronce es, por el momento, la fase cronológica más antigua con presencia de restos arqueológicos en el municipio de Calvià. Ello no significa, necesariamente, que en el término no existan restos arqueológicos pertenecientes a fases más antiguas, sino que, probablemente, esa ausencia deba relacionarse con lagunas en la investigación y en la prospección de yacimientos arqueológicos.

Visualmente, los elementos más característicos de la Edad del Bronce balear, especialmente para Mallorca y Menorca, lo constituyen los navetiformes, arquitectura de hábitat de planta en forma de herradura alargada, y los hipogeos funerarios excavados en la roca arenisca.

La fase del bronce en las Baleares puede dividirse en tres grandes periodos: el Bronce Antiguo (1800-1500 BC), el Bronce Naviforme I (1500-1100 BC) y el Bronce Final o Naviforme II (1100-850 BC).

En el siguiente archivo podrá encontrar una síntesis de los yacimientos y de las investigaciones que, sobre esta época, se han realizado en el municipio de Calvià.

Edad del Bronce. PDF

 

  


  Época talayótica (850-650/550 BC).

 

 

 
 
 
 

 

En las fases finales del Bronce Balear se observan toda una serie de tendencias que nos ilustran sobre un complejo proceso histórico que culminará con el nacimiento de la Cultura Talayótica. Las comunidades que dieron nombre a esta cultura habitaron Mallorca y Menorca a partir de la Edad del Hierro y dejaron una fuerte impronta en el paisaje de ambas islas mediante con construcciones monumentales como los talayots, los turriformes escalonados, etc.

En el siguiente archivo se comentan los aspectos esenciales sobre los fenómenos que dieron lugar a la Cultura Talayótica, así como las características más significativas de esta cultura y sus fases.

La Cultura Talayótica. PDF

 

 


  Época postalayótica (650/550-123 BC).

 

 

 

La Cultura Postalayótica es la última fase de la prehistoria de las Islas Baleares. A lo largo de este periodo veremos aparecer profundos cambios en la estructura social, económica e ideológica de estas comunidades prehistóricas, cuyo final se sitúa, por consenso, en el 123 a.C., momento en que Quinto Cecilio Metelo, consul romano, conquistó la isla de Mallorca.

A diferencia de otras épocas, en las que las variables de tipo arquitectónico nos ayudaban a diferenciar sus fases, durante el Postalayótico será la dinámica que se establece entre las comunidades indígenas y el mundo púnico y romano, y su reflejo en el registro material, la que determinará la definición de las diferentes etapas de este periodo.

En el siguiente archivo se desarrollarán los rasgos que definen la Cultura Postalayótica y su evolución.

La Cultura Postalayótica. PDF

 


 

Época romana y tardo antigua (123 a.C. - 903 d. C.)

 

 

 

general mesquida

 

 

 

Entre la conquista romana de las insulæ Baliares (Mallorca y Menorca) en el 123 a. C. y la conquista islámica del 902-903, se extiende un largo período en el que sucesivamente romanos, vándalos y bizantinos ocuparon y dejaron, de alguna manera, su impronta en el archipiélago.

Desde el siglo II a.C. hasta el II d.C., Mallorca y Menorca estuvieron ligadas al devenir del Imperio Romano. Tras un período de cierta tranquilidad, a partir del siglo III d.C. se gestaron nuevas bases, que se afianzaron durante la Antigüedad Tardía o Bajo Imperio Romano. En general, este periodo se sitúa entre finales del siglo III d.C. y principios del siglo IV d.C. y perdura hasta el siglo VIII d.C.

Se cuenta con escasa información en relación a lo acontecido entre mediados del siglo VII y la conquista musulmana del siglo X d.C., es la denominada época oscura.

La lectura de este archivo le ayudará a desarrollar una visión más completa del legado romano y tardoantiguo del municipio y de las Islas Baleares.

Época romana y tardo antigua. PDF

 


 

Época medieval islámica

 

 

 
 
 
 
almohade morisca 

 

La época islámica en Mallorca puede dividirse en cinco fases, en función de razones de historia política e institucional: época califal (903-1015), la taifa Denia-Baleares (1015-1087), taifa de las Islas Baleares (1087-1115), época almorávide (1115-1203) y, por último, época almohade (1203-1229).

En el siguiente archivo se presenta una breve síntesis histórica de todo el periodo islámico, con sus diversas fases para la isla de Mallorca.

Época medieval islámica. PDF


Calvià y la Conquista el Rey Jaime I

 

 

Curz del desmbarco

 

Hay acontecimientos que cambian la historia de una región, que no afectan únicamente a cambios políticos, sino que influyen de manera determinante en el futuro de un territorio y de sus pobladores. La conquista de Mallorca por parte del rey Jaume I, acaecida a finales de 1229, es uno de estos hechos históricos determinantes.

El término municipal de Calvià constituye una de las zonas de la isla que tuvieron un rol singular dentro de los acontecimientos que provocaron este drástico cambio cultural. Fue precisamente en este área de Mallorca donde las tropas del rey Jaume I desembarcaron y donde se produjeron los primeros choques entre los ejércitos cristianos y las tropas islámicas del walí Abû Yahyiâ.

En el siguiente archivo, podrá profundizar en todos los aspectos referentes a la conquista: sus causas, los diferentes hechos históricos, sus protagonistas y las consecuencias de este episodio tan determinante de la historia de la isla.

Calvià y la conquista del rey Jaime I. PDF


  Época medieval cristiana

 

 

La historia de Calvià en la época medieval va ligada a tres hechos fundamentales, que marcaron el destino de todos los habitantes del Regne de les Mallorques: el desembarco de Jaume I el Conqueridor en Santa Ponça, en septiembre de 1229; la llegada del príncipe Alfons III el Liberal al islote de Sa Porrassa, en 1285, y la llegada de Pere IV el Cerimoniós, en 1343, a Peguera y Santa Ponça, para anexionarse definitivamente el Reino e integrarlo nuevamente en la Corona de Aragón.

En el siguiente archivo se explican de manera detallada estos tres hechos históricos así como los rasgos más significativos del municipio durante la Edad Media.

Época medieval cristiana. PDF


  Época moderna (1492 d.C. 1811 d.C.)

 

Torre de Portals Vells

 

Factores como las difíciles comunicaciones terrestres o el mayor grado de dispersión de su población con respecto a lo que es habitual en las otras comarcas insulares han hecho que las aportaciones sobre la historia de época moderna de Calvià sean relativamente escasas.

En el siguiente archivo se analizan el papel del municipio en el movimiento agermanado, la demografía y las actividades económicas principales.

Época moderna. PDF

 


  Época contemporánea

 

costa calvià
 
 
 
 

La historia contemporánea del municipio de Calvià ha sido compleja, variada y llena de matices. En ella, los marcos socioeconómicos y políticos de Mallorca y del conjunto del Estado han condicionado el devenir de este pueblo, pero a su vez, la propia idiosincrasia del municipio de Calvià, de su base económica, y de su estructura social y política, ha otorgado a su evolución histórica un marco especialmente particular.

La lectura del siguiente texto les servirá para comprender la evolución histórica de este periodo.

Época contemporánea. PDF